Deja las ollas y sartenes quemadas como nuevas con estos trucos caseros

En algún momento, ¿alguna vez te ha pasado que pones ollas y sartenes al fuego en la estufa y luego empiezas a hacer otras cosas, y cuando piensas en tu sartén de acero inoxidable, ya está quemado?

Estas manchas son difíciles de quitar y las ollas y sartenes de la cocina se ven feas.

Es muy importante mantener nuestra cocina en buen estado, porque de esto dependerá el estado de nuestro espacio y el bienestar de usted y su familia.

Porque es casi imposible vivir a gusto entre el desorden y la suciedad.

3 consejos caseros para limpiar ollas y sartenes quemadas.

Truco número 1. Sal y limón

El limón es muy ácido y rico en ácido cítrico. Es un limpiador natural y se usa ampliamente para varios propósitos. Para limpiar tus ollas y utensilios, toma un poco de jugo de limón fresco y viértelo en las ollas y sartenes quemados, y luego vierte la sal por encima y dejar actuar unos minutos. Pasado este tiempo, utilizas un quitamanchas o un cepillo. El resultado te sorprenderá. Si quedaron algunas manchas, puedes repetir el proceso.

Otra forma de limpiar ollas y sartenes con sal y limón es la siguiente: Primero debes buscar una superficie plana y cómoda, luego levantar la olla o cacerola, cubrir las manchas u óxido con sal y luego vierte el jugo de Limón, déjalo secar por 3 o 4 horas, pasado esto, frota vigorosamente con la misma ralladura de limón que exprimiste y finalmente lava tu olla como de costumbre, pronto tus ollas y sartenes lucirán como nuevas.

Truco número 2. Refresco de Cola

Sí, aunque te parezca extraño, la coca o las bebidas carbonatadas que bebes también se pueden utilizar para limpiar ollas y sartenes quemadas. La cola es fuertemente ácida, para ello debes poner la cola en una olla, calentarla a fuego lento, dejarlo reposar unos minutos, luego apagar el fuego, dejar enfriar unos minutos, limpiarlo con un estropajo y lávelo como de costumbre.


Truco número 3. Vino tinto

Quizás ya sepas que el vino tiene grandes beneficios para la salud y la piel. Cuando vuelvas a comprar vino, recuerda dejar un poco para limpiar tus cacerolas y sartenes quemadas. Para ello, vierte el vino en el lugar quemado y déjalo que repose durante unos 15 o 20 minutos, luego frota y limpia como de costumbre, de esta forma sencilla tendrás ollas y sartenes relucientes.

Dime en los comentarios cuál de los tres consejos para limpiar ollas y sartenes quemados es tu favorito, esta información es muy útil para todos, no olvides compartirla en tus redes sociales para que más gente lo sepa.

Publicar un comentario

0 Comentarios